¿Conoces la función del radiador?

Comparte esta publicación.

Share on facebook
Share on twitter
Share on google

El radiador del coche es un elemento que forma parte del sistema de refrigeración del vehículo, pues su principal misión es la de evitar que se produzcan sobrecalentamientos en el motor para que éste trabaje de manera óptima a cualquier nivel y ofrezca el máximo rendimiento.

El radiador  se encuentra en la parte delantera del motor y carga de líquido refrigerante que circula por dentro del mismo. Cuando este líquido pasa por el radiador recibe el aire del exterior generada por el movimiento del vehículo que conjuntamente con un ventilador lo enfrían.

Recuerda que los autos no vienen preparados para estos tránsitos, ni estas temperaturas, así que es esencial mantenerlo limpio del sarro y residuos. Si la temperatura es poca, el motor trabaja mal, y si es mucha lo puede sobrecalentar provocando severos daños al motor. Lo ideal es que la temperatura de nuestro automóvil no baje de 90, ni que suba mucho más que eso.

¿Qué partes conforman al Radiador?

  • Tubos: Como su nombre lo indica, son tubos por donde pasa el fluido refrigerante. El fluido refrigerante que proviene del motor (caliente) es pasado por un extremo del recorrido de los tubos que al salir por el otro extremo (“frío”) es depositado en un tanque para ser usado nuevamente en el proceso de enfriamiento necesario del motor.
  • Juntas: Unen las partes evitando las fugas de líquido.
  • Tapones: Mantiene el sistema de enfriamiento a una presión ideal para el sistema haciéndolo más eficiente debido a que permite que el refrigerante absorba mayor cantidad de calor sin llegar a hervir, y también permite que el refrigerante disipe más calor por medio del radiador.
  • Enfriador de aceite: Solo en el caso de autos con transmisión automática, tiene la función de recibir el aceite de la transmisión por una de las líneas o tuberías que la conectan y la devuelve por la otra línea. Se entiende que la pretensión es enfriar o mantener el aceite de la transmisión a una temperatura especificada.
  • Aletas: Las aletas son láminas, generalmente de cobre, que ayudan a generar el efecto de disipación de calor gracias a que crear la turbulencia suficiente del aire que entra al radiador, este efecto genera una mejor disipación de calor.
  • Colectores: Es una lámina de latón de cobre debidamente confeccionada, colocada en la parte superior e inferior del radiador donde van soldados los tanques y los tubos.
  • Laterales: Son estructuras metálicas que van dependiendo de la forma del flujo, pero siempre van en la misma dirección que los tubos. Su función es la de reforzar la estructura del radiador.
  • Tanques: Son dos, uno es el que contiene el fluido refrigerante y el otro es el que recibe el fluido refrigerante una vez ha sido enfriado para disponerlo de nuevo a través de mangueras al ciclo de refrigeración del motor.
  • Mangueras: Una lleva el refrigerante al calentor (heater) y la otra que lleva refrigerante hacia la garganta de aceleración y/o manifold de admisión.

En conclusión, nuestro automóvil tiene la necesidad de contar con el radiador y un líquido refrigerante de muy buena calidad para contar con un excelente desempeño.

 

¿Tienes alguna falla en tu vehículo? Contáctanos hoy mismo en Monterrey, NL. Taller Automotriz Maver.

https://automotrizmaver.com/radiadores

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las Torres:
Apodaca:
Ruiz Cortines:
Cumbres: